REINVENCIÓN: PARA LAS PEQUEÑAS EMPRESAS ES HORA DE RENOVARSE O MORIR

Hace un tiempo en Kaleidoscopestudio nos comenzámos a plantear la necesidad de darle una vuelta de tuerca a nuestro estudio. Pero, ¿Por qué? ¿Habíamos caído en la rutina? ¿Nos estábamos estancando? La cuestión es que seguíamos enamorados de nuestro trabajo, pero nos faltaba algo.

Por entonces cayó en nuestras manos un artículo sobre el reto al que se enfrentaban las pequeñas empresas: reinventarse o caer en el olvido. El texto trataba sobre diferentes cuestiones y sectores del mercado, pero nos llamó la atención la conclusión que se desprendía de él:

“…La importancia de que un negocio se mantenga a lo largo del tiempo dependerá en gran medida de planes de marketing flexibles, tomando en cuenta cambios y oportunidades que se generan en tiempo real. Es necesario estar al día de las conversaciones, detectar y adaptarse de manera rápida a las necesidades del consumidor que hoy son tan cambiantes y poco leales…”

Efectivamente habíamos tomado la decisión de cambiar, pero motivada en gran parte por nuestros clientes. Nos estaban demandando nuevas necesidades y no habíamos sido capaces de detectarlas. Nuestro trabajo ya no nos suponía un reto creativo y nos habíamos acomodado en aquellos aspectos del diseño, la fotografía y el vídeo que ya dominábamos.

¿ Y SI NUESTROS CLIENTES DECIDEN QUE QUIEREN ALGO MÁS? PUES NOSOTROS SE LO DAMOS.

Aplicando estos principios al campo actitudinal y del comportamiento, nos surge la idea de que la decisión de cambiar es una forma de renovarse y de empezar nuevos ciclos superadores. Retos que no nos permitan acomodarnos. Lo que comúnmente se denomina salir de la “zona de confort”. Es posible que ahí fuera todo sea más difícil, haya más competencia y todavía no poseamos las herramientas necesarias para hacer frente a las dificultades. Nosotros creemos que no hay otro modo de seguir creciendo. En individuos que no han aprendido a ver la vida fuera de esa zona de confort, los errores y actos fallidos se convierten en fracaso, desaliento y frustración, mientras que éstos, son oportunidades de aprendizaje para quienes anhelan superarse y ser más.

Es hora de renovarse… y seguir.